Relato erótico: “Amo a mi tio” por Franco

Franco nos cuenta cómo comenzó la historia de sexo con su tío. Disfruten de este caliente relato erótico donde ambos se calientan para luego culminar en un orgasmo. Disfruten de este maravilloso momento imaginando este caliente relato.

Eran alrededor de las 5 de la tarde, mi tío como era costumbre solía llegar a esa hora del trabajo, cansado y lo primero que llegaba a hacer después de haberse relajado en el sofa y quitarse los zapatos, era meterse a la ducha. Yo siempre tuve sentimientos diferentes a el, no como el cariño que le tiene un sobrino a un tío, yo lo queria como hombre. Una de esas tardes, yo lo esperaba, después de sentarse y hacer lo de siempre, me quede y platicamos, de su vida y de mi vida, después de un rato concluyó y dijo.

-Voy a darme un baño, vengo muerto.
Lo vi levantarse y sacar su camisa del pantalón, aproximandose al baño y quitándose el cinturón.
Para ese entonces yo estaba completamente excitado. Lo vi desaparecer al cruzar la puerta, a los pocos minutos después de escuchar que el agua caía de la regadera, me aproxime a la puerta.
No podía creer lo que veían mis ojos. Un cuerpo hermoso, completamente desnudo, hermoso bello en la mayoría del cuerpo y un pene como jamás había visto. ¿Que se podía esperar de un apuesto señor de 46 años de edad? Si no mas que eso.
Su pene, su pene estaba completamente erecto y con su mano derecha lo estimulaba. Quería irme para que no me descubriera, pero mis piernas no me respondían.
Noto mi presencia, pensé que se molestaría, y me pediría que me retirará. Fue al contrario; me dijo:
-Ven hijo, desde hace un rato note tu presencia y no dije nada porque se que lo disfrutabas.
Y lo hice, me acerque al el, hipnotizado, como si una fuerza extraña me llevará hacía el.
Lo toque, sentirlo todo mojado fue lo más hermoso, me arrodillé, sujete su pene y lo metí a mi boca. Miles de sensaciones recorrieron mi cuerpo.
Creo que hice un oral como jamás lo había hecho.
Se vino en mi, su semen dulce y caliente me hizo palpitar. Termino y recuerdo muy bien lo que dijo.
-Caray!
-Te propongo algo.
Conteste
-Digame tío.
Me dijo.
-Este será nuestro secreto.
Y así, así fue como comenzo esto. Mi linda historia de sexo con mi hermoso tío.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *